¿Por Qué Es Recomendable Utilizar Aditivos para Motor?

Descubre Los Beneficios del Uso de Aditivos Wynn's

Una pregunta que muchos conductores se siguen haciendo hoy en día es si utilizar aditivos para el motor es realmente efectivo. Sin lugar a duda podemos decir que sí, que el uso regular de aditivos para motor es una práctica eficaz y muy recomendable. Veamos por qué.

Los aditivos para motor son productos químicos con propiedades limpiadoras y protectoras que actúan en diferentes áreas críticas del motor. Son productos que, con su uso regular, nos ayudan a mantener nuestro vehículo en buenas condiciones para evitar averías costosas a largo plazo.

El desgaste y la acumulación de suciedad dentro del motor es inevitable ya que, por mucho que intentemos conducir de la manera más eficiente posible, las circunstancias nos obligan a que, a menudo, no sea así. La conducción urbana, los atascos, arrancar el coche cuando hace mucho frío, acelerar o girar bruscamente para evitar una colisión, acelerar el coche nada más arrancar porque vamos con prisa… hacen que, aún sin quererlo, todos caigamos en una conducción ineficiente en algunos momentos.

En todas estas situaciones en las que conducimos de forma ineficiente, no hacemos otra cosa más que provocar un funcionamiento inapropiado de las diferentes partes del motor en nuestro coche, con la consecuente formación de residuos y carbonilla. Esta suciedad termina acumulándose en los inyectores, los filtros, la cámara de combustión, las válvulas… y, a la larga, acaba provocando fallos en el funcionamiento del motor que pueden terminar resultando en averías de reparación costosa.

Los aditivos para motor ayudan a mantener el motor limpio, disolviendo la suciedad y ayudando a que se elimine por el sistema de escape. Además, protegen el motor y mejoran su rendimiento, reduciendo su desgaste y el consumo excesivo de aceite y combustible. Nunca debemos olvidar que la prevención será siempre más rentable que reparar.

Con este objetivo, Wynn’s pone al alcance del conductor una amplia gama de aditivos para motores diésel y gasolina. Una gran variedad de aditivos de la mejor calidad para los diferentes sistemas del motor – sistema de alimentación diésel o gasolina, sistema de lubricación, sistema de refrigeración– que ofrece la solución ideal para prevenir todo tipo de problemas: inyectores sucios, exceso de humos de escape, limpieza del turbo, mantenimiento del filtro de partículas, consumo excesivo de aceite, desgaste del motor, fugas en el radiador

Confía en Wynn’s y garantiza una larga vida útil y de calidad a tu vehículo.

Kits Pre-ITV de Wynn’s

El tándem anti-polución ideal para cualquier vehículo

Los Kits Pre-ITV de la gama consumo de Wynn’s son el aliado anti-polución perfecto para el conductor. Disponibles en versión diésel y en versión gasolina, estos kits combinan 2 aditivos Wynn’s para, en 2 simples gestos, poner fin a las emisiones contaminantes y sus consecuencias.

El Kit Pre-ITV Diésel combina los beneficios del Eliminador de Humos y del Tratamiento Diésel. El Eliminador de Humos Wynn’s ayuda a eliminar los humos negros, ya que reduce las emisiones contaminantes, mejorando el rendimiento energético del motor y reduciendo el consumo. El Tratamiento Diésel, por otra parte, es un aditivo que mejora la calidad del gasóleo y la combustión, ya que limpia y lubrica, consiguiendo mejorar el rendimiento del motor. Este kit puede utilizarse en cualquier vehículo diésel con o sin turbocompresor.

El Kit Pre-ITV Gasolina, por su parte, combina los beneficios del Tratamiento Gasolina y del Limpiador de Inyectores Gasolina. El Tratamiento Gasolina limpia el circuito de alimentación y lubrica las válvulas y la parte alta de los cilindros, de manera que asegura una buena combustión y un rendimiento óptimo del motor. El Limpiador de Inyectores Gasolina limpia los inyectores y evita la formación de suciedades en la cámara de combustión, evitando los tirones durante la aceleración y mejorando el rendimiento.

Estos kits son muy sencillos de utilizar. Con el depósito a poder ser vacío, simplemente será necesario:

  1. En la gasolinera, antes de repostar, verter el contenido del envase del paso 1 del tratamiento (Eliminador de Humos en el caso del Kit Pre-ITV Diésel y Tratamiento Gasolina en el caso del Kit Pre-ITV Gasolina) en el depósito del combustible.
  2. Llenar el depósito de combustible hasta la mitad.
  3. Utilizar el vehículo hasta la reserva.
  4. En la gasolinera, antes de repostar, verter el segundo paso del tratamiento (Tratamiento Diésel en el caso del Kit Pre-ITV Diésel y Limpiador de Inyectores Gasolina en el caso del Kit Pre-ITV Gasolina) en el depósito de combustible.
  5. Llenar el depósito de combustible hasta la mitad.
  6. Utilizar el vehículo hasta volver a estar en la reserva. El tratamiento estará completado.

En esta próxima operación salida de las vacaciones, confía en los Kits Pre-ITV de Wynn’s y asegúrate de mantener tu vehículo en las mejores condiciones. Los aditivos de la gama consumidor de Wynn’s son el aliado perfecto para el conductor y su uso regular ayuda a evitar cualquier problema más grave derivado de la acumulación de suciedad en las partes críticas del motor.

El Aliado del Sistema de Refrigeración

Cuida y protege el sistema de refrigeración de tu coche

El sistema de refrigeración de nuestro vehículo suele ser uno de los grandes olvidados… hasta que empieza a fallar. Entonces nos echamos las manos a la cabeza porque un sobrecalentamiento del motor puede causarnos averías graves y… ¡muy caras!

Para evitarnos estos disgustos, Wynn’s tiene a su disposición el Tapa Fugas Radiador, un producto que ayuda a evitar que se forme óxido, corrosión, sedimentos o incrustaciones en el circuito de refrigeración y lo protege de posibles fugas.

Además, como su propio nombre indica, también sirve como solución de emergencia tapa fugas cuando estas ya se han producido y son pequeñas, ayudándonos a detener la fuga de manera temporal hasta poder llevar al taller para su reparación.  Esta solución no es una solución permanente, pero sí nos ayuda en caso de detectar una micro-fuga y encontrarnos de viaje, o no poder acudir al taller de inmediato.

El Tapa Fugas Radiador de Wynn’s es compatible con todos los líquidos de refrigeración o anticongelantes del mercado, incluidos los de tecnología orgánica (OAT).

Para utilizarlo, agitar bien el envase y, con el motor caliente y el control de la calefacción encendido en modo “caliente”, verter el contenido en el sistema de refrigeración a través del tapón del radiador o por el vaso de expansión en el caso de sistema de refrigeración con circulación por el mismo. Si fuera necesario, rellenar de líquido refrigerante hasta el nivel recomendado. Cerrar el circuito y mantener el vehículo en funcionamiento de 5 a 10 minutos. Un envase de 325 ml trata circuitos de refrigeración de entre 5 a 12 litros.

Evita sorpresas y ¡protégete con Wynn’s!

El Turbo: Funcionalidad y Mantenimiento

Cuidar Bien El Turbo Nos Garantizará Prolongar Su Vida Útil

El turbo es un sistema de sobrealimentación que la gran mayoría de los vehículos diésel incluye hoy en día. En los motores gasolina no es tan común encontrarlo, aunque cada vez es más frecuente.

El turbo es una turbina accionada por a los gases de escape y en cuyo eje tiene un compresor que toma aire fresco a presión atmosférica que ha pasado previamente por el filtro de aire. El compresor comprime este aire para introducirlo después en los cilindros a una presión superior a la presión atmosférica inicial. Así, se consigue incrementar la potencia del vehículo, sin incrementar la cilindrada del motor.

Imagen de www.ro-des.com

Una de las posibles averías que puede sufrir el turbo es que se bloquee por una acumulación de carbonilla en los álabes de la geometría variable. Este tipo de averías se puede prevenir utilizando el Limpiador del Turbo Diésel de Wynn’s. Este aditivo limpia la carbonilla que se haya podido acumular en los álabes del turbocompresor de geometría variable, liberándolos. Además, elimina los depósitos de catalizador de oxidación diésel (DOC) y mejora la combustión y restablece la potencia del motor. Asimismo, tiene también un efecto limpiador en la válvula EGR.

Se recomienda utilizar el Limpiador del Turbo Diésel con cierta frecuencia para garantizar unos resultados óptimos y evitar averías serias que nos pueden resultar muy costosas a largo plazo. Su envase, además, tiene un cuello compatible con los nuevos depósitos con sistema de llenado Capless Fuel Fillers, facilitando su aplicación directa al depósito.

¿Cómo Funciona un Motor?

Aprende a Cuidarlo con Productos Wynn's para Prolongar Su Vida Útil

Un motor de combustión interna se encarga de transformar la energía química (combustible) en energía mecánica (movimiento). Pero, ¿cómo funciona?

Cuando un motor entra en funcionamiento, se produce una explosión dentro de los cilindros, que provoca el movimiento de los pistones, trasladándose después este movimiento a las ruedas. El funcionamiento de un motor tiene 4 fases diferenciadas (los “famosos” 4 tiempos):

  1. Admisión: En la fase admisión, en los motores diésel se introduce aire en el cilindro a través del sistema de admisión y de las válvulas de admisión y en los motores gasolina se introduce mezcla de aire a través de las válvulas de admisión y combustible a través de los inyectores. Esta entrada de aire o mezcla de aire y combustible provoca una bajada del pistón.
  2. Compresión: En el momento en el que el pistón baja del todo al producirse la admisión, las válvulas de admisión se cierran, comenzando la fase de compresión. El pistón comienza a ascender, comprimiendo el aire o mezcla de aire y combustible en el interior del cilindro.
  3. Combustión: Cuando el pistón está en el punto más alto, es decir, cuando el aire, o la mezcla de aire y gasolina se encuentran en el punto de compresión más alto. En este momento, en los motores gasolina, la bujía prende una chispa que provoca la explosión de la mezcla de aire y gasolina comprimida. En los motores diésel, cuando el aire está en el punto máximo de compresión que provoca que la temperatura suba hasta aproximadamente 850°C, se pulveriza el combustible en el cilindro a través de los inyectores. La elevada temperatura que se alcanza dentro del cilindro hace que el diésel arda inmediatamente, debido a que alcanza su temperatura de auto-ignición. Los gases que se producen tras la explosión se expanden, haciendo que el pistón vuelva a bajar hasta abajo.
  4. Escape: Y finalmente, la válvula de escape se abre, el pistón vuelve a subir, vaciando el cilindro de gases, que se dirigen hacia el sistema de escape. El cilindro vuelve a estar ahora vacío para llenarse de aire o de mezcla de aire y gasolina y volver a iniciarse el ciclo del motor.

Imagen de www.autonoción.com

Este ciclo se suele repetir en los motores, por increíble que parezca, unas 3500 veces por minuto. Evidentemente, la repetición continuada de cada una de estas fases va provocando una acumulación de residuos, como hollín o carbonilla, inevitable dentro del motor. Para evitar que estos residuos perjudiquen el rendimiento de nuestro motor provocando tirones, exceso de humos de escape, pérdidas de potencia, o incluso averías más graves, Wynn’s ofrece una amplia gama de aditivos para conductores y profesionales que incluye productos específicos para actuar en cada una de las fases de funcionamiento de un motor. Así, existen aditivos que se añaden directamente en el depósito de combustible específicos para la limpieza pre-combustión (limpieza de inyectores), para la limpieza durante la combustión (limpieza de cilindros y turbo) y para la limpieza post-combustión (limpieza del filtro de partículas diésel y limpieza del catalizador y la sonda lambda).

Para casos de suciedad más grave, la máquina MultiSERVE de Wynn’s ofrece tratamientos de limpieza que se inyectan en directamente en el área problemática del motor. De este modo, ofrece el tratamiento de limpieza del sistema de admisión, tratamiento de limpieza del sistema de inyección, tratamiento de limpieza del turbo y el tratamiento de limpieza del filtro de partículas diésel (DPF).

Su taller de confianza le aconsejará el producto o tratamiento ideal de Wynn’s que requiera su vehículo para solucionar cada problema, ayudando a mantener los componentes internos en las mejores condiciones, y a prolongar su vida útil, conservando al máximo la eficiencia y el rendimiento del motor de su vehículo.

¿Qué es el Catalizador?

El catalizador o convertidor catalítico es una pieza del vehículo situada en el sistema de escape. La función principal del catalizador es reducir el nivel de elementos contaminantes de los gases que se producen durante la combustión. De esta manera, conseguimos reducir el efecto contaminante de las emisiones que producen nuestros vehículos. Desde hace unos años, la presencia del convertidor catalítico es obligatoria en todos los vehículos. En los vehículos diésel, el catalizador a menudo se confunde con el filtro de partículas o DPF (Diesel Particulate Filter), aunque, técnicamente, el DPF es un filtro extra de los gases del escape, que puede estar integrado o no dentro del mismo cuerpo de acero que el catalizador. La función del DPF es filtrar las partículas sólidas de hollín que se encuentran en los gases de escape.

Imagen de Mecánica en Acción www.mecanicaenaccion.com

El catalizador suele estar formado por una carcasa de acero inoxidable que aloja una estructura cerámica con infinidad de minúsculas celdas catalíticas a través de las cuales pasan los gases de escape. La estructura interna del convertidor catalítico contiene una resina rica en metales nobles como el platino, el paladio o el rodio. Estos son los elementos catalizadores que, mediante reacciones de oxidación y reducción, transforman principales contaminantes de los gases de escape en compuestos no tóxicos como el nitrógeno, el agua y el dióxido de carbono. Para que estas reacciones tengan lugar de manera efectiva, es necesario que la temperatura en el catalizador se encuentre entre los 400 y los 700 grados centígrados.

Imagen de Mecánica en Acción www.mecanicaenaccion.com

Por norma general, podemos decir que el catalizador nos podrá durar en buen estado unos 120.000 km. Además, existen aditivos específicos que nos ayudarán a mantener este dispositivo de nuestro vehículo en buen estado de funcionamiento.

Si notamos alguno de los siguientes problemas:

  • notamos una pérdida de potencia al acelerar o que el motor se cala en exceso a ralentí
  • escuchamos ruidos metálicos en la parte baja y trasera del vehículo
  • notamos un humo denso y con un olor distinto al habitual

puede deberse a que el catalizador:

  • esté obstruido
  • la estructura cerámica del interior del catalizador se haya roto
  • encuentre en mal estado

y, por lo tanto, será necesario llevar el vehículo al taller para revisarlo y repararlo como corresponda.

Posibles Causas de Exceso de Humos de Escape

Identificar la posible causa de un exceso de humos es clave para evitar averías más graves

El exceso de humos de escape es uno de los problemas a los que pueden enfrentarse los conductores. Habitualmente, estos humos tienen las siguientes características:

  • Humo de color gris azulado: Indica que el vehículo está quemando aceite durante la combustión.
  • Humos de color negro: La combustión de combustible no se está realizando de manera apropiada, y una parte de combustible no se está quemando durante la combustión.
  • Humo de color blanco: Indica que se está quemando agua, que podría venir del líquido anticongelante del sistema de refrigeración, durante el proceso de combustión, saliendo en forma de vapor por el escape.

Es importante que, siempre que notemos un exceso de humos por el escape, intentemos identificar lo antes posible la causa de ese exceso de humos, ya que, de lo contrario, podríamos terminar con una avería mucho más difícil y costosa de reparar.

En el caso del humo negro, puede deberse a suciedad en el filtro del aire o suciedad o carbonilla acumulada en distintas partes del interior del motor (inyectores, cámara de combustión catalizador o DPF…). Si sospechamos que lo que está provocando el exceso de humos negros es la suciedad interna del motor, el uso de un aditivo podría ayudarnos a mejorar el funcionamiento y rendimiento del motor y reducir las emisiones.

Existen diferentes tipos de aditivo en función de la parte que queramos tratar. Por ejemplo, para la limpieza de inyectores, utilizaríamos un aditivo de limpieza que formulado para actuar en la fase de pre-combustión; para la limpieza de la cámara de combustión utilizaríamos un aditivo de limpieza de formulado para actuar en la fase de combustión; y para la limpieza del catalizador o DPF utilizaríamos un aditivo de limpieza formulado para actuar en la fase de post-combustión.

La gama profesional de Wynn’s ofrece aditivos específicos para cada una de las fases del proceso de combustión y para cada una de las partes del motor a tratar, así como combustible gasolina como diésel. Además, también dispone de aditivos para mejorar el funcionamiento y el rendimiento del sistema de lubricación y el sistema de refrigeración del vehículo.

Año Nuevo… ¡Nuevos Propósitos de Mantenimiento (del Vehículo)!

Cómo mantener nuestro coche en el mejor estado posible para evitar averías

El año nuevo viene siempre cargado de nuevos propósitos, hacer deporte, comer sano, dejar de fumar, mimar más a los que nos rodean… Pero, ¿por qué nuestros propósitos nunca contemplan cuidar del vehículo que día tras día nos lleva al trabajo, al gimnasio, a la universidad,…? Lo cierto es que cuando nos quedamos sin coche nuestra rutina se ve afectada y supone en muchas ocasiones un problema. Veamos entonces de qué maneras podemos mantenerlo en el mejor estado posible, ya que un vehículo en buen estado se traduce en seguridad para nosotros y para el resto de conductores.

Además, muchas averías que sufren nuestros vehículos son provocadas por un mantenimiento inadecuado. Esto significa que muchas de esas averías podrían haberse evitado cuidando nuestro vehículo apropiadamente, sobre todo cuando se trata de vehículos de cierta edad, que son los que más averías sufren.

La correa de distribución, por ejemplo, es una de esas piezas del motor cuya sustitución a tiempo puede suponer evitarnos un disgusto mucho mayor a largo plazo. Cambiar una correa de distribución puede costarnos alrededor de 400 euros, mientras que la reparación de los daños que provoca su rotura puede llegar a costar hasta 3000 euros. Por lo tanto, es importante que sigamos las recomendaciones de nuestro profesional de confianza para mantener esta pieza del motor en buen estado en todo momento y evitar daños mayores.

Otra de las cosas que debemos vigilar siempre son los niveles de los fluidos del vehículo. Como todos sabemos ya, es importante vigilar el nivel de aceite, que debe estar siempre entre las 2 marcas que aparecen en la varilla que mide el nivel. Todos sabemos que circular con aceite insuficiente es dañino para el motor y que puede ocasionar graves averías, como el gripado del motor. Sin embargo, no todo el mundo sabe que circular con un exceso de aceite es también perjudicial para el motor de nuestro, pudiendo ocasionar averías costosas. También es importante controlar el nivel de líquido refrigerante, que evita el sobrecalentamiento del vehículo, al mismo tiempo que protege al motor frente a la corrosión, y frente a las bajas temperaturas, ya que tiene propiedades anticongelantes. Circular sin líquido de refrigeración nos puede provocar la rotura de la junta de la culata; una avería seria y con un elevado coste de reparación.

También es importante que protejamos nuestro vehículo de la suciedad que pueda acumularse en su interior, la cual, a la larga, puede provocarnos graves problemas y averías. Lo mejor para evitar estas suciedades es la utilización de aditivos específicos para nuestro tipo de vehículo. Los aditivos no son más que productos químicos formulados para proteger nuestro motor y disolver los depósitos de suciedad que se puedan ir acumulando en las diferentes partes del motor, reduciendo también las emisiones causadas por el exceso de suciedad interna. Existen aditivos para la limpieza de inyectores, tanto para vehículos gasolina como diésel, para la limpieza de todo el circuito de alimentación, para reducir las emisiones de humos negros, aditivos específicos para el circuito de lubricación o para el circuito de refrigeración, etc.

Como conductores, tenemos la posibilidad de utilizar aditivos formulados para su uso por el público general, que podemos adquirir en gasolineras o tiendas especializadas, o bien podemos dejar que el profesional del taller añada aditivos de uso profesional a nuestro vehículo cuando le realicemos las tareas de mantenimiento. En cualquier caso, lo importante para garantizar la efectividad a largo de este tipo de productos es la constancia y su aplicación siguiendo las recomendaciones del fabricante. Pero está claro que, si mimamos a nuestro coche como se merece, lo acabaremos notando a largo plazo.

En los casos en los que hemos “descuidado” nuestro vehículo durante mucho tiempo y la suciedad ya se haya acumulado en exceso en el interior del motor – provocando tirones durante la conducción, exceso de consumo de combustible, pérdidas de potencia, problemas con el DPF, etc.-, podemos limpiar el motor de nuestro vehículo realizándole tratamientos profesionales de limpieza, como los que ofrece la máquina MultiSERVE de Wynn’s, que “inyecta” aditivos profesionales de formulación específica directamente en las partes del motor afectadas, realizando una limpieza exhaustiva y muy efectiva. Los tratamientos de MultiSERVE sólo pueden ser realizados por profesionales en talleres autorizados. No dudes en consultar con tu profesional de confianza para limpiar y mejorar el rendimiento del motor de su vehículo y ayudar a evitar posibles averías en el futuro.

 

Qué Hacer Cuando Nos Equivocamos de Combustible

Wynn's Te Lo Pone Fácil Para Que No Te Equivoques Con Sus Aditivos

Equivocarse al repostar y añadir el combustible equivocado a nuestro vehí­culo es algo que ocurre más a menudo de lo que pensamos, y es una de las averías más frecuentes de entre las causadas por el propio conductor.

Si nos damos cuenta antes de arrancar el vehículo, todaví­a podemos salvar nuestro coche de una averí­a mayor. Retiraremos la llave del contacto, si está puesta, y no intentaremos arrancar el vehículo en ninguna circunstancia. A continuación, llamaremos a nuestro seguro para que puedan llevarlo a un taller donde extraer el combustible erróneo.

Si arrancamos el vehículo, el combustible equivocado pasa directamente al motor, provocando una averí­a bastante más seria. Esta avería puede tener graves efectos en el motor, especialmente, si añadimos gasolina a un motor diésel.

Los broqueles de las mangueras de gasolina de las estaciones de servicio son más estrechos que las de diésel, por lo tanto, es más difícil introducir una manguera diésel en un vehículo gasolina, ya que normalmente ni siquiera podemos introducirla. Por lo tanto, repostar gasolina en un vehí­culo diésel es una equivocación bastante más fácil de cometer que añadir diésel a un coche gasolina.

Entonces, ¿qué hacemos si nos equivocamos? En primer lugar, si nos damos cuenta nada más repostar, lo más importante es no arrancar el vehí­culo y, si es posible, ni siquiera poner la llave en el contacto ni mover el coche. Al arrancar el vehículo, el combustible entra directamente en el motor, con lo cual, evitar este paso es esencial para que la averí­a no sea tan grave. Cuanto antes nos demos cuenta del error, mejor, así­ que, si aún no hemos arrancado, llamaremos inmediatamente al seguro de nuestro vehí­culo para que ellos se encarguen de la extracción de carburante. Nunca intentaremos encargarnos nosotros mismos de la extracción de combustible, ya que es un proceso que implica riesgos y es imprescindible realizarlo siguiendo ciertos protocolos de seguridad.

Si arrancamos un vehículo gasolina al que le hemos añadido diésel, el vehículo arrancará, pero el motor se parará inmediatamente. En este caso, habrá que llevar el vehí­culo al taller y habrá que vaciarlo y limpiar todas las partes del motor que hayan entrado en contacto con el diésel. Si arrancamos un vehí­culo diésel al que le hemos añadido gasolina, arrancará, circulará haciendo unos ruidos extraños y terminará parándose. Al contrario que los vehí­culos gasolina, que con el combustible equivocado no llegan a circular, los vehí­culos diésel sí­ lo hacen, lo que puede provocar daños graves en los sistemas del motor. Por esta razón, en el taller tendrán que comprobar los daños que haya podido sufrir el motor.

Wynn’s es consciente de que esta equivocación gasolina/diésel es relativamente fácil de cometer y, por ese motivo, y por la seguridad de los usuarios, desarrolló las botellas de aditivos con cuello diferenciado para gasolina y diésel, tanto en la gama consumo como en la gama profesional, compatibles también con los nuevos vehí­culos con depósito con sistema Capless Fuel Fillers. Una solución innovadora desarrollada para la máxima conveniencia del usuario.

¿Cambio de Aceite? No olvides este paso

No Añadas Aceite Limpio A Un Circuito Sucio

El cambio de aceite de nuestro vehículo es una de las operaciones de mantenimiento más importantes. Se recomienda realizar el cambio de aceite, como norma general, cada 15.000-30.000 km o cada año, dependiendo de las especificaciones de cada fabricante. Para vehículos de mayor antigüedad, puede ser necesario realizarlo más a menudo.

Por esta razón, pasar por el taller a realizar una revisión de mantenimiento con cambio de aceite es algo relativamente frecuente. Cuanto menos, todos los conductores lo hacemos aproximadamente una vez al año. Pero ¿en qué consisten realmente estos cambios de aceite?

Los cambios de aceite se realizan porque el aceite va perdiendo propiedades, acumulando impurezas y, por tanto, degradándose con el uso, pudiendo provocar serias averías si no se sustituye. Es importante mantener el aceite de motor en buen estado porque este evita las fricciones dentro del motor y lo protege de la corrosión y la oxidación, aumentando la eficiencia del mismo. Cuando se realiza un cambio de aceite, se purga el aceite del cárter del motor, vaciándolo, y se sustituye por aceite limpio. En estos cambios de aceite es también recomendable realizar un cambio de filtro del aceite, para garantizar que las impurezas que se hayan acumulado en el filtro no ensucien en aceite nuevo.

Pero, ¿qué ocurre con las impurezas del aceite usado que quedan depositadas dentro del circuito de lubricación y que, por mucho que vaciemos el cárter, no terminan de salir? Lamentablemente, gran parte de estas impurezas se quedan siempre dentro, ensuciando, inevitablemente, el aceite limpio que llega al circuito. Por tanto, ¿es suficiente con realizar simplemente cambios de aceite? Bien, como ocurre con cualquier circuito, si queremos que el cambio sea totalmente efectivo, es imprescindible no sólo vaciar, sino también limpiar antes de rellenar. Para ello, existen productos como el Oil System Cleaner de Wynn’s, que, se añaden al depósito del aceite antes de su vaciado. El Oil System Cleaner de Wynn’s disuelve las impurezas y las mantiene en suspensión, de forma que ayuda a que estas salgan más fácilmente cuando vaciamos el cárter, dejando el circuito de lubricación libre de contaminación y suciedad. De esta manera, cuando añadimos el aceite limpio, no existen impurezas depositadas dentro del circuito que ensuciaran el aceite limpio rápidamente, contribuyendo a una más rápida degradación del aceite nuevo.

En el próximo cambio de aceite de tu vehículo, no olvides utilizar un producto de limpieza del circuito de lubricación. Es la pieza clave para que el cambio de aceite sea completamente efectivo.