Stop Smoke

Anti-Humos Fórmula Concentrada

Wynn's Stop Smoke es un tratamiento para aceites de motor desarrollado para reducir gases de escape causados por la combustión de aceite.

  • Reduce el excesivo consumo de aceite entre cambios, provocado por el desgaste de las piezas mecánicas del motor.
  • Reduce las emisiones de humos (grises y azulados) directamente relacionados con el consumo y la combustión de aceite.
  • Mejora las propiedades de viscosidad del aceite a altas temperaturas.
  • Restablece la falta de compresión debida al desgaste de las piezas mecánicas del motor.
  • Restablece las prestaciones del motor.
  • Reduce sensiblemente los ruidos del motor a altas velocidades.
  • Asegura una capa de aceite protectora fuerte en condiciones de altas temperaturas.
  • Compatible con todos los aceites minerales y de síntesis, de un solo grado y multígrado.
  • No ataca los catalizadores.

Aplicación

Para todos los motores gasolina, diesel y GPL, con o sin turbo.
Para coches con excesivas emisiones de humos grises y azulados provocado por la combustión de aceite.
Especialmente efectivo para motores viejos con piezas desgastadas.
Se puede también utilizar como agente preventivo en el caso de funcionamiento a altas cargas o altas temperaturas.

Instrucciones

Con el motor caliente, verter el contenido de un envase de 350 ml en el aceite motor.
Para obtener una buena mezcla con el aceite, a continuación mantener el motor a ralentí o recorrer a velocidad moderada durante 5 minutos.
Un envase de 350 ml trata 5 litros de aceite.
Utilizar al cambiar el aceite o entre cambios.
Hacer escurrir completamente el contenido del envase.
A bajas temperaturas, calentar el envase entre las manos o delante del radiador del vehículo, para permitir verterlo más rápidamente.

Embalaje

PN 50864 – 12x350 ml – EN/ES/PT/TR/EL/NL/FR/DE

descargas

Ficha Técnica

50865 Stop Smoke ES

Hoja de seguridad

W50865 Stop Smoke E02.02 ES

características

Consumo

El tráfico de la ciudad, los atascos y los trayectos cortos someten a mayores tensiones a los motores de los vehículos modernos. Si esto se combina con intervalos de cambio de aceite prolongados, puede dar lugar una degradación prematura de las propiedades del aceite y a la pérdida del funcionamiento normal de los componentes del motor en el sistema del aceite. La lubricación adecuada es esencial para su motor, pero para algunos componentes como el turbo es crucial. La lubricación inadecuada del turbo puede provocar el gripado o la destrucción completa del mismo.

Sistema de Lubricación