Los circuitos de inyección de combustible pueden variar, pero los objetivos siguen siendo siempre los mismos:

  • Potencia de salida,
  • Eficiencia de combustible,
  • Rendimiento en términos de emisiones,
  • Fiabilidad, facilidad de conducción y buen funcionamiento,
  • Capacidad diagnóstica

Los sistemas de inyección de combustible electrónicos digitales modernos optimizan estos objetivos de manera más eficiente y consistente que los sistemas de suministro de combustible más antiguos y tienen la capacidad de pulverizar mejor el combustible.
La inyección de combustible permite una respuesta del acelerador más suave y consistente, tiempos de reacción más rápidos, un arranque en frío más fácil, un ajuste preciso del combustible teniendo en cuenta los cambios en la temperatura ambiente y la presión del aire, un ralentí más estable con el objetivo principal de reducir las emisiones generales del vehículo.

Los inyectores de combustible limpios ayudan a mantener el rendimiento del motor y reducen los defectos de contaminación o los fallos de los componentes. ¡Cuida las emisiones y la eficiencia del combustible!