SOLUCIÓN EN 2 PASOS PARA MOTORES GDI

La solución definitiva para los motores GDI

Los sistemas de inyección directa de gasolina (GDI) inyectan combustible directamente a la cámara de combustión a través de inyectores multiorificio de alta presión, proporcionando los siguientes beneficios:

  • Mejor economía de combustible
  • Menos emisiones
  • Mayor potencia de salida
  • Menos emisiones de CO2
  • Mayor duración de los inyectores

Sin embargo, debido a que funcionan con unas tolerancias muy pequeñas y bajo una mayor compresión y presión de combustible, los motores gasolina de inyección directa tienen una gran sensibilidad a la contaminación. La contaminación se acumula en los inyectores y en las válvulas de admisión provocando:

  • Arranque defectuoso
  • Fallas de motor
  • Bajo rendimiento
  • Picado de bielas

Para solucionar estos problemas tan habituales en este tipo de motores, Wynn’s presenta la solución de limpieza en 2 pasos definitiva para los motores GDI: Wynn’s Direct Injection Valve Cleaner y Wynn’s GDI Efficiency Restorer.

 

En primer lugar se utiliza Wynn’s Direct Injection Valve Cleaner, una poderosa espuma que, aplicada directamente al sistema de admisión sin necesidad de desmontaje de piezas, elimina la carbonilla endurecida y otros tipos de contaminación acumulada en el sistema de admisión, las válvulas de admisión, los asientos de válvula y la cámara de combustión, restableciendo el rendimiento del motor rápidamente. 

 

Tras limpiar el sistema de admisión, se deben limpiar siempre los inyectores de combustible y para ello Wynn’s ha desarrollado GDI Efficiency Restorer, un limpiador de inyectores GDI formulado con la última tecnología en aditivos para garantizar una eliminación completa y rápida de los depósitos y la carbonilla de los inyectores y la cámara de combustión en tan sólo un llenado de depósito. Su formulación con alta concentración de PEA que proporciona una inmejorable limpieza de inyectores y tecnología para mantener dicha limpieza por más tiempo. Además, mantiene la limpieza de componentes como el EGR, Turbo, CAT y GPF, y protege durante hasta 10.000 km frente a la corrosión provocada por las biogasolinas E10 y E85.