El Turbo: Funcionalidad y Mantenimiento

Cuidar Bien El Turbo Nos Garantizará Prolongar Su Vida Útil

El turbo es un sistema de sobrealimentación que la gran mayoría de los vehículos diésel incluye hoy en día. En los motores gasolina no es tan común encontrarlo, aunque cada vez es más frecuente.

El turbo es una turbina accionada por a los gases de escape y en cuyo eje tiene un compresor que toma aire fresco a presión atmosférica que ha pasado previamente por el filtro de aire. El compresor comprime este aire para introducirlo después en los cilindros a una presión superior a la presión atmosférica inicial. Así, se consigue incrementar la potencia del vehículo, sin incrementar la cilindrada del motor.

Imagen de www.ro-des.com

Una de las posibles averías que puede sufrir el turbo es que se bloquee por una acumulación de carbonilla en los álabes de la geometría variable. Este tipo de averías se puede prevenir utilizando el Limpiador del Turbo Diésel de Wynn’s. Este aditivo limpia la carbonilla que se haya podido acumular en los álabes del turbocompresor de geometría variable, liberándolos. Además, elimina los depósitos de catalizador de oxidación diésel (DOC) y mejora la combustión y restablece la potencia del motor. Asimismo, tiene también un efecto limpiador en la válvula EGR.

Se recomienda utilizar el Limpiador del Turbo Diésel con cierta frecuencia para garantizar unos resultados óptimos y evitar averías serias que nos pueden resultar muy costosas a largo plazo. Su envase, además, tiene un cuello compatible con los nuevos depósitos con sistema de llenado Capless Fuel Fillers, facilitando su aplicación directa al depósito.