Posibles Causas de Exceso de Humos de Escape

Identificar la posible causa de un exceso de humos es clave para evitar averías más graves

El exceso de humos de escape es uno de los problemas a los que pueden enfrentarse los conductores. Habitualmente, estos humos tienen las siguientes características:

  • Humo de color gris azulado: Indica que el vehículo está quemando aceite durante la combustión.
  • Humos de color negro: La combustión de combustible no se está realizando de manera apropiada, y una parte de combustible no se está quemando durante la combustión.
  • Humo de color blanco: Indica que se está quemando agua, que podría venir del líquido anticongelante del sistema de refrigeración, durante el proceso de combustión, saliendo en forma de vapor por el escape.

Es importante que, siempre que notemos un exceso de humos por el escape, intentemos identificar lo antes posible la causa de ese exceso de humos, ya que, de lo contrario, podríamos terminar con una avería mucho más difícil y costosa de reparar.

En el caso del humo negro, puede deberse a suciedad en el filtro del aire o suciedad o carbonilla acumulada en distintas partes del interior del motor (inyectores, cámara de combustión catalizador o DPF…). Si sospechamos que lo que está provocando el exceso de humos negros es la suciedad interna del motor, el uso de un aditivo podría ayudarnos a mejorar el funcionamiento y rendimiento del motor y reducir las emisiones.

Existen diferentes tipos de aditivo en función de la parte que queramos tratar. Por ejemplo, para la limpieza de inyectores, utilizaríamos un aditivo de limpieza que formulado para actuar en la fase de pre-combustión; para la limpieza de la cámara de combustión utilizaríamos un aditivo de limpieza de formulado para actuar en la fase de combustión; y para la limpieza del catalizador o DPF utilizaríamos un aditivo de limpieza formulado para actuar en la fase de post-combustión.

La gama profesional de Wynn’s ofrece aditivos específicos para cada una de las fases del proceso de combustión y para cada una de las partes del motor a tratar, así como combustible gasolina como diésel. Además, también dispone de aditivos para mejorar el funcionamiento y el rendimiento del sistema de lubricación y el sistema de refrigeración del vehículo.